29 ene. 2012

Cuando el invierno sea más seco y el verano más tórrido.

Verano de 2071. Quedan 60 años. Los medios de comunicación de la nueva época hablan de un agosto con máximas similares a las del desierto del Sahara y de un descenso de más del 30% en las precipitaciones anuales. Y lo que es peor, los informativos recuerdan que el invierno anterior ha sido uno de los más secos de la historia. Esta relato que hoy parece de ciencia ficción será una nueva realidad si no se pone remedio al cambio climático. Córdoba y, por extensión, buena parte del Valle del Guadalquivir, la Campiña y las estribaciones de Sierra Morena soportarán este siglo un aumento de la temperatura media de 4,5 grados centígrados y un descenso de las lluvias de 200 litros por metro cuadrado, según una de las conclusiones que plantea la simulación al detalle desarrollada por la Red de Información Ambiental de Andalucía (Rediam), un órgano adscrito a la Consejería de Medio Ambiente que ha elegido Córdoba como centro de un estudio del proyecto europeo Adaptación al cambio climático (Adaptaclima).
PARA MÁS INFORMACIÓN, CLICAR EN LA IMAGEN.

No hay comentarios:

Publicar un comentario