6 ago. 2011

LA DEFORESTACIÓN SIGUE DESBOCADA EN BRASIL.

En junio se destruyó un 17% más que en mayo pese a las promesas del Gobierno.
La deforestación de la Amazonia brasileña sigue sin contenerse. Pese a la mejoría de las cifras de los últimos años, y al compromiso de Brasilia de proteger la selva con más ahínco, 2011 no es un buen año para la Amazonia. Así lo ha demostrado el Instituto Nacional de Investigaciones Espaciales (Inpe), que a partir de datos obtenidos vía satélite afirma que en junio fueron devastados 312,6 kilómetros cuadrados de selva, lo que supone un crecimiento del 16,8% respecto al mes anterior y un 28% más que en junio de 2010.
PARA LEER EL ARTÍCULO COMPLETO, CLICAR EN LA IMAGEN.

No hay comentarios:

Publicar un comentario