1 jul. 2011

Límite a 110 km/h: "como ha funcionado bien, lo suprimimos".

Este, y no otro, es el argumento que ha dado el Gobierno para suspender esta limitación de velocidad. Ecologistas en Acción se declara estupefacta por esta actuación, claramente incoherente, puesto que se realiza tras reconocer que la reducción de la velocidad máxima en autovías ha permitido un gran ahorro en la factura exterior española y que también ha evitado muchas muertes por accidente. Y eso sólo unos días después que se conozca que una de las medidas estrella del nonato Plan para la Mejora de la Calidad del Aire no iba a ser sino la reducción de la velocidad. Otra incoherencia más.
En una muestra clamorosa de incoherencia, el Gobierno se ha plegado al ruido mediático orquestado por la industria del automóvil, un fuerte grupo de presión que sigue empeñado en interpretar cualquier mínima restricción al automóvil como una agresión a la industria y también en hacernos creer –aparentemente con éxito– que también una pequeña reducción de velocidad es una agresión a la libertad de los ciudadanos.
PARA LEER EL ARTÍCULO COMPLETO, CLICAR EN LA IMAGEN.

No hay comentarios:

Publicar un comentario