20 jun. 2013

MÁS ACÁ DE LA ÉTICA.

No es cierto que no nos quede otra opción. Tenemos dos opciones: seguir como durante tantos años el modelo capitalista y continuar con esta ola de desastres naturales (y encaminarnos así al desastre social) o cambiar el rumbo y encontrar nuevos modelos que nos permitan estar de otro modo. No es una cuestión de probabilidades, pues todo es posible y probable si nos lo proponemos. Es una cuestión de voluntad. Aunque bien es cierto que MI voluntad no lo podrá todo: necesito ayuda, necesito grupos, necesito comunidad. Es una cuestión de voluntad colectiva. 
También necesitamos que no haya dirigentes que no nos permitan avanzar por otros caminos que sí que hemos elegido, pero también eso podemos conseguirlo.
 Entonces, ¿qué hacemos? 
Si decidimos que queremos cambiar el rumbo podemos hacer infinidad de cosas: todas las que nuestras creatividades creen. Lo personal es político: según cómo yo vaya desarrollando mi vida así influiré en mi entorno. La neutralidad no existe, pues quien calla otorga. 
Sirvan estos ejemplos para ilustrar las posibilidades:
CRISTINA CONTRERAS JIMÉNEZ, Ecologistas en Acción Córdoba. Grupo Decrecimiento en Equidad. 
PARA LEER EL ARTÍCULO COMPLETO, CLICAR EN LA IMAGEN. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario